t>

Consumo responsable de alimentos

De Wiki-Elika

La elaboración de cualquier producto requiere el empleo de un tejido productivo para su elaboración, de unas relaciones sociales de producción entre las personas que lo elaboran, y el uso de unos recursos naturales. Es por esto, que el acto de comprar tiene consecuencias económicas, sociales y ambientales. Y es el consumidor, aunque no lo sepa, quien está decidiendo dichas consecuencias pues al comprar un producto está generando la demanda para que se perpetúe esa manera como se elaboran los productos. A medida que se van conociendo los impactos que tiene el consumo de ciertos productos y marcas, se ve más necesario que el consumidor tenga una actitud reflexiva y crítica; que se interese por las consecuencias que tienen sus decisiones de compra.


El consumo responsable supone adquirir aquellos productos o servicios que han sido elaborados de una manera coherente con unos valores sociales que podemos asumir como adecuados: una distribución equitativa de la riqueza, el fortalecimiento de la economía local, la solidaridad, o el respecto por el medio ambiente.


En el ámbito de la alimentación, supone introducir prácticas de consumo como: adquirir alimentos ecológicos, cercanos, de temporada, frescos más que envasados, reducir el consumo de carne, y que los alimentos hayan sido producidos, transformados y comercializados por empresas de pequeño tamaño. En el caso de los alimentos que no se pueden producir en nuestro entorno, consumir aquellos que tengan el sello de Comercio Justo.


Pero el consumo responsable se refiere únicamente al ámbito de actuación individual; el de los ciudadanos. Para corregir los impactos negativos que tiene el sistema alimentario actual, es necesario también fortalecer la acción colectiva (la participación de las personas en asociaciones), y el cambio de políticas públicas (el tipo de intervención de las instituciones en el mercado).


Referencias


Opcions

Mauleón J.R. y Rivera, M. G. Consumo alimentario sostenible para la agricultura del siglo XXI Ecología política